Los escándalos de estafa a través de la red de redes son cada vez más frecuentes. Hoy les enseñaremos qué es el phishing o robo de datos personales en Internet.

estafa-2

El phishing es tipo de abuso informático que resumidamente se podría definir como el robo de información confidencial -una contraseña o información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria-. El cibercriminal -conocido como phisher- aparenta ser por una persona o empresa confiable en una aparente comunicación oficial electrónica; usualmente utilizan para este tipo de trucos un correo electrónico, algún sistema de mensajería instantánea o llamadas telefónicas. Así que ya sabe, esté atento siempre.

El término phishing proviene de la palabra inglesa fishing -pesca-, que hace alusión al intento de hacer que los usuarios caigan en la trampa. También se comenta en los sitios especializados que el término phishing es la contracción de las palabras “password harvesting fishing”, o sea, cosecha y pesca de contraseñas. Ingenioso, ¿no?

Para los amantes de la historiografía, aquí les va una muy interesante: la primera mención del término phishing data de enero de 1996, aunque es posible que ya hubiera aparecido anteriormente en la edición impresa del boletín de noticias hacker 2600 Magazine. El término phishing fue adoptado por quienes intentaban “pescar” cuentas de miembros de AOL.

Si a estas alturas del post piensa que el phishing es un mito, le cuento que recientemente fue desmantelada una banda organizada que estafó nada menos que ¡medio millón de euros! (sí, leyó bien) a extranjeros mediante phishing o robo de datos personales en Internet.

Por suerte, el grupo de estafadores ya ha sido capturado y se comenta en los medios de prensa que estaba integrado por ciudadanos rumanos y españoles.

Los ladrones conseguían mediante phising los datos bancarios de cuentas situadas en países como Alemania, Francia, Finlandia, Gran Bretaña, Holanda, Hungría, Irlanda, Luxemburgo, Suecia y de Australia, entre otros, para hacer después transferencias ilícitas a otras abiertas en el país ibérico.

Según reseñan diversos medios de prensa, una vez que el dinero era transferido a España, era retirado mediante “muleros” o testaferros para posteriormente trasladarlo a Rumania. El traslado podía ser personalmente o a través de empresas de envío de efectivo.

Anuncios