Si algo nos molesta sobremanera es ser estafados. Ser víctimas de aprovechados y oportunistas cuyo objetivo es enriquecerse a costa nuestra, realmente es motivo de indignación, frustración y hasta sentimiento de culpa.

Desafortunadamente, ese fenómeno que ha abierto a los seres humanos tantas puertas como lo es Internet, es también un sitio propicio para este tipo de fechorías llevadas a cabo por personas que se aprovechan de los cibernautas para engañarlos y robarles.

Amplio es el listado de los tipos de estafas que se realizan mediante Internet: están las estafas en tiendas online, las de loterías y sorteos, las realizadas por compradores encubiertos, los ofrecimientos de crédito con pago adelantado, los cheques falsos, fraudes de inversiones y muchas más.

4

Entre ellas, los falsos ofrecimientos de apartamentos de alquiler es una de las estafas que con más frecuencia se realiza en Internet.

No es extraño buscar en Internet un apartamento o un lugar para vacaciones para alquilar, y encontrar uno a un precio conveniente, el cual puede se puede obtener si se acepta transferir dinero bajo la justificación de cubrir el cargo administrativo de la solicitud del inquilino, el monto del depósito en garantía o el primer mes de alquiler.

Sin embargo, una vez que se hace la transferencia, el interesado se entera de que tal propiedad no está en alquiler. Y es ahí cuando se cae víctima de un estafador que se apropió de un listado de sitios en alquiler, cambió los datos del contacto y colocó el anuncio alterado en otros sitios web. O puede ser también, que en verdad nunca existió ningún apartamento y se trata de un estafador que simplemente inventó el anuncio.

Es por ello que hay que estar alertas e informados sobre el tema. El interesado no debe transferir dinero para pagar un depósito en garantía, el cargo administrativo de la solicitud del inquilino o el primer mes de alquiler si no ha visitado personalmente la propiedad. También hay que tener desconfianza de aquellos propietarios que se dicen fuera del país y piden una transferencia de dinero al extranjero.

Para mayor seguridad, lo ideal es hacer una búsqueda para averiguar si la misma propiedad en alquiler aparece publicada en algún otro sitio y comparar los datos.

Tomando estas precauciones, no hay por qué ser víctimas de los molestos estafadores.

Anuncios