Hay quienes dicen preferir la vida virtual en Facebook a la vida real. Si bien esto puede ser una afirmación peligrosa, lo cierto es que cada día invertimos valiosas horas de nuestra agenda en chatear con amigos, fisgonear a conocidos y cotillear con nuestras amigas y amigos que se encuentren lejos de nosotros en estos momentos. Cuántas veces no nos hemos puesto serios con nosotros mismos y hemos dicho: hoy no abriré mi perfil de Facebook porque necesito trabajar. Al menos yo lo he pensado miles de veces, pero siempre sucumbo a la tentación de las fotos y los Me Gusta.

zfoto

Como esta es una actividad que no podemos evitar, porque nos gusta demasiado, al menos debemos tomar precauciones. El asunto es que cada vez más se dan a conocer hechos criminales que naces en la red de redes, por lo que debemos estar atentos.

Un hurto que se ha dado últimamente en la red social es a través de las citas a ciegas. El hecho como tal es que las personas son contactadas por supuestos “amigos” que resultan ser ladrones. Los casos más graves que se han reportado reseñan asaltos a mano armada. Así que ya sabes, a escoger bien a tus citas a ciegas.

Otras maneras de estafa muy comunes en Facebook se enmascaran a través de anuncios de regalos y premios. Piensa con lógica, si no has participado en ningún concurso para ganar algún premio rimbombante, como un coche o un viaje, no te entusiasmes demasiado si aparece un anuncio semejante en tu muro. Lo más seguro es que seas víctima de una estafa.

Otro indicador muy fácil de distinguir en las estafas en Facebook es si la interface se vuelve de cualquier otro color que no sea azul, su tonalidad original. Nunca sucumbas a la tentación de un anuncio que te prometa cambiar el color de tu perfil. Esto no es posible en esta red social, así que estate atento.

Y dejo para último, pero no menos importante, el famoso botón “No me gusta”, que NO EXISTE en Facebook, por más que lo necesitemos a veces.

Anuncios